Asignación de tripulantes de la “Clipper Round the World Yacht Race”

Asignación de tripulantes de la “Clipper Round the World Yacht Race”

Asignación de tripulantes de la “Clipper Round the World Race”

Como ya os comentamos el año pasado con gran ilusión, fui seleccionado como tripulante de uno de los 11 barcos que competirán, a partir de septiembre de 2019, en la décima edición de la “Clipper Round the World Yacht Race”.

La “Clipper Round the World Yacht Race” es una de las mayores regatas oceánicas a nivel mundial, reconocida como uno de los retos más duros en el planeta. Son unas 40.000 millas náuticas de recorrido y tarda aproximadamente un año en completarse, a causa de las escalas que hace. 

Fue diseñada y es dirigida por sir Robin Knox-Johnson, ganador de la primera vuelta al mundo sin escalas en solitario hace ya 50 años en su mítico velero Suhaili en el que sigue navegando y que he podido ver amarrado en el puerto de Gosport, donde está la sede de la organización y la flota. Su primera edición se celebró hace más de veinte años y su frecuencia es bienal.

Competimos 11 equipos en barcos iguales. La mayor flota unificada de veleros oceánicos de 70 pies. Cada uno de los barcos tiene 20 tripulantes más dos skippers.

La primera etapa de esta edición 2019-2020, en la tengo la suerte de poder participar, tomará su salida desde Londres el próximo 1° de septiembre y tiene prevista su llegada a la meta de la primera etapa, en Punta del Este (Uruguay) tras una parada técnica intermedia, en un lugar en el atlántico aún por determinar, en torno al 15 de octubre tras 7.250 millas de navegación a vela (podeís encontrar todos los detalles en su página web: https://www.clipperroundtheworld.com)

En los pasados días se anunció la asignación de tripulantes a cada uno de los barcos que competimos, así como los nombres de sus respectivos capitanes y patrocinadores. Me llevé una muy agradable e inesperada sorpresa.

Asignación de tripulantes de la “Clipper Round the World Yacht Race”
Entre momentos de exigencia hay otros de relax (pocos)

Primeros entrenamientos:

En los primeros entrenamientos que efectué el pasado mes de noviembre no supe de ningún español (en mi caso participé en tripulaciones mayoritariamente compuestas por ingleses, norteamericanos, canadienses y australianos) y en ediciones anteriores apenas participó algún compatriota. En esta edición, el barco en cuya tripulación estoy asignado está patrocinado por la ciudad de Punta del Este la cual le da su nombre al mismo y es capitaneado por Jerónimo Santos (un gallego, criado en Melilla). Será la primera vez en los 23 años de historia de la regata que haya un capitán español.

Además, entre mis colegas de equipo hay varios españoles, además de un colombiano, un argentino, un uruguayo y un brasileño. ¡¡Me imagino que será un barco divertido y bilingüe!! Tengo ilusión por conocer a mis colegas e incorporarme a principios del próximo mes de agosto a los siguientes entrenamientos preparatorios de la regata que me quedan por cumplir, ya esta vez en mi barco y con mi equipo.

Para aquellos que sois navegante os contaré algunos detalles de mi experiencia en las primeras semanas de entrenamientos:

En primer lugar, puedo destacar que me sirvieron para confirmar que muchas cosas las venimos haciendo del mismo modo en mi barco. Así, por ejemplo los protocolos de seguridad previos a la zarpada: la comprobación diaria de la sentina, del estado del motor y niveles de aceite, combustible y agua, revisión visual de jarcia fija y de labor, poleas y válvulas de fondo, funcionamiento de instrumentos de ayuda a la navegación, comprobación de la previsión meteorológica, cierre de la bombona de gas tras cada utilización o anotaciones similares en el cuaderno de bitácora (ellos lo hacen cada hora y nosotros lo hacemos cada dos horas comenzando cada día  anotando la previsión de meteo),  las mismas voces de preparación y ejecución de cada maniobra de virada o trasluchada o llevar atado un cuchillo en la base del mástil .

Asignación de tripulantes de la “Clipper Round the World Yacht Race”
Momento de recuperar hombre al agua

Por otra parte he aprendido cosas nuevas, entre las que destacaré las siguientes: dormimos en cada litera con la cabeza siempre a popa para evitar un golpe fuerte en la cabeza en caso de una brusca desaceleración (como un frenazo en un coche) que nos impulsa con violencia hacia adelante, transferir la presión de un stopper a un winche, ejercitar cada día con los siete nudos básicos, usar los winches para amarrar los springs, repetir hasta la saciedad la maniobra de hombre al agua, colocar un espiche de tamaño adecuado atado a cada grifo de fondo, disponer pequeños cabos atados por diferentes lugar del barco, usar siempre chaleco, engancharse con arnés a la línea de vida siempre de noche y cuando hay más de 15 nudos de viento aparente por el día, o dejar una linterna solo para uso  de emergencia.

En las maniobras de izado y arriado de mayor o de toma de rizos no se aproan como nosotros, sino que lo hacen con un ligero ángulo con el viento ( no tienen lazy bag y la botavara pesa 300 kg)y siempre tiran de amantillo para levantar el final de la botavara para izar con mayor facilidad. Nunca unen hierro con hierro, sino siempre con un lazo de cabo de dineema, que es igual de resistente y evita la fricción. Las maniobras comienzan siempre con las burdas (nunca había navegado en un barco con burdas). En ceñidas y traveses, llevamos dos velas de proa simultáneamente (staysail y yankees de diferentes tamaños) lo que las hace más manejables. El pañol de velas lo completan, junto a las anteriores, un tormentín, varios spis, todos asimétricos y una mayor tan pesada que para plegarla nos disponemos 10 personas a lo largo de la botavara.

El barco es muy austero por dentro. Tiene 12 literas en cada amura y se duerme siempre en las literas de barlovento por lógica de pesos. Hay mamparos de hierro con puertas como las de los submarinos para aislar zonas en caso de emergencia y en las tres escotillas de acceso a cubierta hay escaleras para subir en caso de emergencia. Además, cada vez que se abre una escotilla (por ejemplo, para sacar o meter una vela) hay que gritar alto y fuerte “hatch open o hatch close” para que toda la tripulación sea consciente y nadie caiga dentro.

De modo muy británico cada mañana izamos el pabellón a las 8 am y lo arriamos a las 8pm. Las escotas en los winches cuando trabajan llevan 5 vueltas más 2 invertidas de seguridad y cuando no trabajan tienen 3 vueltas.

Las guardias diurnas son de 6 horas y las nocturnas de 4 teniendo que reunirse la entrante y la saliente media hora antes del cambio para entregar la guardia y comunicar los detalles de lo ocurrido en la anterior.

Asignación de tripulantes de la “Clipper Round the World Yacht Race”
Esas son las literas inclinables para compensar la escora donde descansamos

La tripulación que está de guardia se divide en cuatro equipos que rotan en sus funciones cada día: “Matherwatch” encargados de la alimentación y limpieza del barco y bienestar de la tripulación; “Engineers” al cargo de comprobar y mantener motor, desaladoras, compresores, bombas, generadores, etc.; “Navigators” encargados de tomar la previsión meteo, rellenar el libro de bitácora, atender a estrategia, rumbo, etc. y por último “Deck”, tripulantes de cubierta (timón , velas, maniobras  y navegación,  que cuentan con el apoyo de los dos equipos anteriores. Los equipos de ingenieros y navegadores en cuanto acaban su trabajo y siempre que sea necesario se integran en el equipo de cubierta. De igual modo siempre que sea necesario se incorporan los que no están de guardia.

Por último y hasta el momento en los entrenamientos, todos rotamos por los diferentes puestos en cubierta, aunque tengo entendido que en la regata nos iremos especializando en función de conocimientos, preferencias y experiencia.

A finales de julio interrumpiré mi navegación griega para realizar las dos semanas restantes de entrenamientos y el 28 de agosto tengo que presentarme en Porstmouth para la regata.

Asignación de tripulantes de la “Clipper Round the World Yacht Race”
Parte de la flota amarrada antes de comenzar una semana de entrenamientos

Espero seguir disfrutando y aprendiendo nuevas cosas y mejorando mis capacidades de navegante en las dos semanas restantes de entrenamientos y en la propia regata. Al finalizar la etapa en Uruguay, publicaremos una entrada de esta experiencia como tripulante de la “Clipper Round the World Yacht Race.

Lipsi (Dodecaneso), 22 de mayo de 2019.
Autor: José Muro.

Flickr imágenes de asignación de tripulantes de la “Clipper Round the World Race”

Si quieres ver todas todas las imágenes de la primera semana de entrenamiento de la «Clipper Round the World Yacht Race», entrar en este enlace.

 

4 comentarios

  1. claudia caceres dice:

    Que lindo!!!Esta regata sera inolvidable, lo mas lindo es que sea lago que te apasione!!Disfrutalo

  2. Liliana Checa dice:

    Desde luego por la manera en que lo cuentas, la regata será una aventura inolvidable y solo para apasionados de la vela. Los entrenamientos te preparan para el largo recorrido de mes y medio en el que no dudo aprenderás muchas cosas. Es simpático que sea un tripulación bilingüe y que el capitán sea gallego. Eso sin duda hará las cosas mucho mas fáciles para ti! Toda la suerte del mundo en este reto que te has propuesto y del que no dudo habrá mucho que contar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: